-------------------------------------------------------------------------------- El invasor | Subbéticamperos

Seguidores

jueves, 2 de agosto de 2012

El invasor



Por David : Hoy quería contaros la anécdota que me ocurrió con esta hembra de tarabilla, la cual llevaba ya varios días fotografiándola. Como en otros días, llegaba al sitio donde posaba el ave por la tarde, y casi siempre me estaba esperando en su estaca, encima de un montón de ramas cortadas, que habían dejado en una explanada a las afueras del pueblo. Ese día la tarabilla no estaba en su estaca, busque por varios posaderos habituales y nada. De pronto escucho un pequeño aleteo en dirección a un coche que ese día dejaron aparcado los aceituneros, a unos 100 metros, miro y la veo subida en el espejo, como en la foto. Me paro a observarla y a esperar a ver que hace en ese espejo, en breve ella siguió con lo suyo.
Lo que le ocurría ha esta tarabilla, es que, de alguna manera consiguió verse reflejada en el espejo del coche y por lo tanto intentaba agredirlo. Muchas aves reaccionan agresivamente cuando se ven así mismas ante un espejo. La tarabilla saltaba del retrovisor y arañaba con sus patas el espejo mientras batía sus alas, algo que repetía constantemente. Era tanta la insistencia, solo hay que ver como estaba de excremento el espejo, que decidí cerrarle el retrovisor, haber si dejaba el espejo y me atendía un poquito a mi..jeje ! Eso pensaba yo. Ella siguió a lo suyo, ahora se apoyaba en el filo de goma del cristal de la ventanilla y seguía la batalla con su reflejo. Al cabo de un par de horas aparecieron los aceituneros y por fin se llevaron el coche y la tarabilla pudo descansar, pero ya me había quedado sin luz..

2 comentarios:

Isabel dijo...

Que simpática anécdota nos cuentas entre esta preciosa tarabilla, el espejo y tu...
Gracia por compartirla.
Un saludo.

Anónimo dijo...

..no es que esté tarada esta tarabilla , ...es que quien se aburre es porque quiere .. je je

saludos antonio.